Organizan un cribado masivo para empresas con 1.600 test en Zamora

Los trabajadores tendrán que pedir cita previa para participar en el cribado que se desarrollará los días 27 y 28 de enero en Los Llanos

La CEOE y Caja Rural, en colaboración con la Junta de Castilla y León, desarrollarán la próxima semana un test masivo dirigido a empresas para detectar posibles casos de coronavirus y tratar de colaborar así con el freno a esta tercera ola. Se trata de un test de diagnóstico voluntario, tanto para los empresarios como para sus trabajadores, que se ejecutará los días 27 y 28 de enero en las oficinas de Tecozam situadas en el polígono de Los Llanos. Una operación mediante la que se prevé analizar a unas 1.600 personas entre ambas jornadas y que pretende reforzar la política de grandes cribados impulsada por la administración regional para poner coto a la preocupante situación epidemiológica que atraviesa Zamora.

La iniciativa de la Fundación CEOE consiste en una colaboración público privada mediante la cual la administración proporcionará los protocolos técnicos y los test, mientras que la patronal se encargará del apartado logístico y del personal. El secretario de la organización en Zamora, Ángel Hernández, ha sido el encargado de presentar la iniciativa en compañía del director general de Trabajo de la Junta de Castilla y León, el zamorano José Antonio Bartolomé. Ambos han incidido en la necesidad de que los empresarios favorezcan que sus empleados acudan a este cribado para tratar de evitar la expansión del virus.

Cabe destacar que Caja Rural de Zamora abonará la mitad de la factura del test masivo organizado por la Junta, con la colaboración de Cecale.

Hernández ha querido hacer un llamamiento a las empresas para colaborar con la administración en esta operación. “Valoramos el esfuerzo que han hecho a la hora de mantener el empleo durante estos meses y también a través de las inversiones que han tenido que realizar para adaptar sus negocios a los protocolos COVID; por eso, ahora les pedimos que sigan con esa disposición para realizar este test entre sus trabajadores y poder contar así con un entorno seguro de trabajo”, ha analizado. “Insistimos en que la única manera de salir de esta pandemia es estando todos unidos, por lo que nosotros colaboraremos en todo lo que esté en nuestra mano para luchar contra el virus”, ha añadido.

José Antonio Bartolomé, por su parte, ha sido el encargado de desgranar los entresijos de esta colaboración entre administración y patronal. “La Junta suministrará los test, que son exactamente los mismos que se están utilizando para los cribados masivos que actualmente tiene en marcha la Consejería de Sanidad”, ha explicado. Se trata, por lo tanto, de un test de antígenos de segunda generación con los que se analizará a los trabajadores que acudan a esta prueba. “Una vez tengamos el resultado, si es positivo, se avisará mediante SMS para que se aísle inmediatamente y comience la colaboración con los rastreadores”, ha indicado. “En el caso de ser negativo, se le dará cuenta también por escrito”, ha comentado el director general de Trabajo de la Junta.

Este test masivo es de carácter voluntario, pero los interesados deberán reservar cita previa a través del enlace plansumamos.es/reservar-cita. La prueba se realizará los días miércoles 27 y jueves 28 de enero en horario ininterrumpido de 8.00 a 15.00 horas en las instalaciones de Tecozam situadas en el polígono industrial de Los Llanos. No obstante, la CEOE prepara una segunda ronda de cribado que se celebrará los días 10 y 11 de febrero, muy probablemente en el parque de La Marina, en pleno centro de la capital. “Queremos dar cobertura, de esta manera, a todos los pequeños negocios que se encuentran en el centro de la ciudad para que puedan organizarse mejor”, ha detallado Hernández.

El objetivo de la patronal con este cribado es el de colaborar con la Junta de Castilla y León y reforzar la política de test masivos que durante las últimas semanas practica la Consejería de Sanidad en busca de casos de coronavirus que no han sido detectados.

Fuente: La Opinión de Zamora