La resistencia de las empresas zamoranas, “cerca del límite” ante otra semana de poca actividad

Carlos Fernández Carriedo defiende una salida “segura y sin riesgo” como “la mejor garantía económica” para el futuro de los negocios

La capacidad de resistencia de las empresas zamoranas “se está agotando”. Así lo aseguran desde CEOE-Cepyme Zamora en relación a la propuesta de la Junta de que Zamora no promocione a fase 1 la próxima semana, lo que obliga a los negocios a siete días más -al menos- de actividad muy reducida. “Desde CEOE siempre apoyaremos todas las medidas que se están adoptando para garantizar la salud de todos los ciudadanos, como algo absolutamente prioritario, pero entendemos que la situación excepcional que estamos viviendo no puede seguir suponiendo un freno para la pervivencia de las empresas, cuya actividad y facturación han caído en picado”, aseguran fuentes de la patronal zamorana.

Preguntado por esta cuestión, el consejero de Economía y Empleo de la Junta, Carlos Fernández Carriedo, defendió ayer en rueda de prensa “una salida segura y sin riesgo” de la pandemia como “la mejor garantía económica”.

Carriedo respondía así a los que presionan para avanzar en la desescalada en Castilla y León y rechazó un enfrentamiento entre lo sanitario, y prioritario, y el mundo económico porque la mejor garantía de futuro para las empresas “es que se salga con seguridad”.

El consejero defendió los criterios de prudencia de Castilla y León y recordó que si las decisiones de confinamiento se hubieran tomado una semana antes, como solicitó primero la comunidad, el impacto humano y económico “se hubiese podido ahorrar en parte”. “Si aquellas decisiones se hubieran tomado a tiempo, una parte del perjuicio se podía haber evitado”, dijo. También, recordó que todas las empresas del sector industria, de la construcción y de la agricultura “están en marcha”.

Fuente: “La Opinión de Zamora”