Varios comercios de Santa Clara amanecen con pintadas y Azeco pide más vigilancia

“Este problema afecta a la imagen del sector y de la ciudad”, subrayan los empresarios

Varios establecimientos de Santa Clara amanecieron ayer con pintadas en sus escaparates. Desde primera hora, los dueños de estas tiendas se afanaron en intentar eliminar los grafitis de sus tiendas, con insultos y mensajes de todo tipo. El problema de las pintadas parece que va en aumento en los últimos días. Si bien hace unos días el casco antiguo apareció lleno de grafitis en fachadas, iglesias e incluso la propia muralla, parece que los vándalos han decidido dar un paso más y atacar también a las tiendas de determinado tipo de ropa en el centro de la ciudad.

Las redes sociales ya se han hecho eco del incremento de pintadas y desde ellas se ha comenzado a pedir un plan de actuación por parte de las administraciones para intentar poner freno a este ataque contra el patrimonio, y ahora también, contra el comercio de Zamora.

Los actos, que desde la patronal del comercio –Azeco– catalogan como “vandálicos”, han dejado ya de ser un caso aislado. Los comerciantes piden al Ayuntamiento y a la Subdelegación del Gobierno de Zamora mayor vigilancia. Máxime, subrayan, cuando las pintadas están apareciendo en zonas muy céntricas de la capital zamorana. “Consideramos que el problema de las pintadas va camino de ser algo muy preocupante en Zamora. Da una muy mala imagen de la ciudad, de su patrimonio y, si comienzan a aparecer en los escaparates de los comercios, también del sector al que representamos”, apuntan fuentes de la patronal de los comerciantes. En Azeco no esconden su preocupación porque actos de este tipo, que de momento parecen más bien aislados, se popularicen a la imagen de lo que en los últimos años ha ocurrido en iglesias, paredes de edificios abandonados e incluso en el patrimonio de la ciudad.

Lo sucedido en la noche del viernes al sábado en Santa Clara da más razones a los que ya consideran el problema de las pintadas como una seria preocupación en la ciudad. En los últimos días, como se encargaron de subrayar desde el Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Zamora, han aparecido pintadas y los grafitis en la zona noble de la capital. Las pintadas, además, parecen estar todas realizadas por un grupo reducido de personas, lo que ha provocado un movimiento en las redes sociales para “pillar” a los responsables y que respondan de sus actos. Y es que son pocos los puntos del casco histórico los que se han salvado de la quema. Así, aparece la misma pintada en espacios como la rúa de los Francos, la rúa de los Notarios, los jardines de San Isidoro, la plaza de la Catedral o en lugares dispares del barrio de La Horta. Pintadas, todas ellas, que hace tan solo unos días no existían, pero que se están reproduciendo a un ritmo vertiginoso.

El PSOE ha pedido al Ayuntamiento de Zamora que mueva ficha. El concejal y portavoz David Gago ha sido quien ha solicitado al equipo de Gobierno la creación de un grupo de trabajo para abordar las pintadas y las firmas callejeras que afectan al patrimonio público y privado. Lo hizo a través de una nota de prensa en la que manifestaba “nuestra preocupación por el constante aumento de las pintadas y las firmas sin control en toda la ciudad y, muy especialmente, las que afectan a nuestro patrimonio”.

Fuente: La Opinión de Zamora.