La tardanza de Zamora en entrar en la fase 1 compromete el empleo, según CEOE

La patronal recuerda que “si otras provincias ponen su economía a andar nos vemos en una situación desigual”

Los empresarios zamoranos han puesto de manifiesto su preocupación por lo que parece será una semana más con la capital zamorana en la llamada “fase 0” de la desescalada. La patronal CEOE-Cepyme, que pese a todo incide en que los criterios más importantes en estos momentos “deben ser los sanitarios”, asegura que la tardanza en promocionar la capital zamorana y los principales núcleos de población a la fase 1 “puede comprometer cientos de puestos de trabajo en nuestra provincia”.

“La preocupación que hay en el mundo de la empresa es más que evidente”, aseguran fuentes de la Confederación Empresarial zamorana a este diario. “Si no reanudamos rápidamente la actividad económica estamos poniendo en peligro muchos puestos de trabajo. Entendemos que debe primar la sanidad, pero poner la maquinaria económica a andar en estos momentos también debe ser una preocupación para los gobiernos”, dice mirando a la Junta de Castilla y León. “Hay que buscar un equilibrio entre todas las partes”, aseguran.

CEOE recuerda que otras provincias de España, algunas con datos epidemiológicos similares a los de Zamora, han entrado ya en fase 1. “Ahora mismo estamos en una situación delicada porque otras empresas ya trabajan y aquí no podemos iniciar la actividad. Esto puede tener unas consecuencias muy negativas”, insisten fuentes empresariales. “La tardanza en empezar a recuperar poco a poco la actividad es algo que nos preocupa mucho”, zanjan.

No es la primera vez que CEOE se manifiesta en estos términos y no es descartable que el tono suba en los próximos días si Zamora sigue sin entrar a fase 1. “La situación que estamos viviendo, excepcional, no puede seguir suponiendo un freno para la supervivencia de las empresas, cuya actividad y facturación ha caído en picado y, consecuentemente, también el empleo. La capacidad de resistencia se va agotando”, apuntan.

En opinión de CEOE-Cepyme “a toda la sociedad le corresponde en estos momentos un ejercicio de responsabilidad. Es necesario un esfuerzo por parte de todos para que la actividad productiva sea compatible con la salvaguarda de la salud, pues cada semana de retraso tendrá un impacto difícil de asumir”.

Fuente: La Opinión de Zamora