Azeco hace un llamamiento a las compras en las tiendas de cercanía

La restricción de movimiento y el cierre de bares y restaurantes por la crisis del coronavirus ha llevado a los zamoranos a aumentar su consumo en el comercio de proximidad. En esta última semana, Azeco ha recibido una “avalancha de consultas” de los pequeños comercios sobre prohibiciones y ayudas. “Eso es un buen retrato del auge del comercio de proximidad”, resuelve el secretario general, Ángel Hernández. “La gente ahora tiene que cocinar en casa y eso está haciendo que se den cuenta del extraordinario servicio que se da en este tipo de tiendas”.

Como consecuencia del confinamiento, el consumo de productos básicos está creciendo frente al resto de productos y, aunque el consumidor se dejó llevar por el caos los primeros días, desde Azeco informan de que ahora ya e ha acostumbrado a “guardar la distancia de seguridad, respetar las medidas de higiene y no entrar de golpe en el establecimiento”.

No obstante, la situación actual no garantiza que el pico de ventas del comercio de proximidad vaya a mantenerse durante las próximas semanas. La cancelación de la Semana Santa como medida preventiva ha supuesto un importante golpe para las tiendas de alimentación puesto que, durante esos días, obtenían el beneficio suficiente para tener un colchón económico durante los meses de verano. Por este motivo, desde Azeco insisten en “hacer un llamamiento a la ciudadanía para que compre en el comercio de proximidad”.

Fuente: “La Opinión de Zamora”