La CEOE demanda a las administraciones “más facilidades” para los empresarios

La organización reparte 2.000 euros para “promover el comercio local”

La CEOE de Toro, en colaboración con el Ayuntamiento, la Diputación, Azeco y Caja Rural, entregó ayer un cheque por 2.000 euros a Pedro García, un vitoriano que participó en el sorteo de la campaña de comercio celebrada durante este mes de octubre en los establecimientos locales. El boleto del agraciado fue escogido entre cerca de 30.000 papeletas que llegaron a las oficinas de los empresarios toresanos, donde se encontraban los representantes de las entidades e instituciones colaboradoras. Elier Ballesteros, presidente de la confederación de la ciudad, fue el encargado de trasladar la noticia al ganador del cheque, que se dejará caer por el municipio los próximos días para recoger el premio.

Esta iniciativa es una de las últimas acciones llevada a cabo por la CEOE para incentivar el comercio en la localidad y premiar la fidelidad de los clientes. Ballesteros definió este tipo de proyectos como “esenciales para mantener los negocios de la zona”. El máximo responsable de “Embutidos Ballesteros” adelantó que desde la CEOE y Azeco “estamos trabajando para una campaña muy potente de cara a la Navidad”. El plan estratégico pretende instalarse en toda la provincia, con especial énfasis en Benavente, Toro y Zamora. Miguel Ángel García, nuevo presidente de Azeco, que se encontraba presente en el acto, recordó la importancia del “trabajo conjunto de las asociaciones empresariales” para obtener un beneficio común.

El comercio en Toro no pasa por su mejor momento, el cierre de establecimientos es una constante, mientras que la aparición de nuevos negocios y empresas se muestra más que insuficiente. En el último año 20 empresas bajaron la persiana en la ciudad; por el contrario, tan solo se crearon cinco nuevos puntos de comercio. Este es el reflejo de lo “muy castigado” que se muestra el sector, en palabras del presidente de los empresarios locales.

Los buenos datos del turismo tampoco parecen mejorar la situación de los empresarios locales. Es cierto que las festividades son puntos de inflexión en el comercio, pero los empresarios señalan que el negocio no solo se puede sustentaren unos periodos determinados del año. Un reflejo de ello fue la presencia de las Edades del Hombre, tras la marcha de la exposición algunos comercios han perdido el 40% de su negocio respecto al 2016, según datos ofrecidos por la corporación de empresarios locales.

Ballesteros considera que la solución a esta problemática tiene una única solución diversificada en tres aspectos concomitantes: atraer una mayor cantidad de turistas aprovechando lar armas de la provincia (Semana Santa, gastronomía, románico?), fijar población y dar facilidades para la creación de empresas. Ballesteros considera que los últimos dos aspectos van de la mano, ya que si se promueve una mayor creación de negocio las posibilidades de trabajo conseguir frenar el proceso de despoblación que aqueja a nuestra provincia.

Para ello, Elier Ballesteros señala directamente a las administraciones, a las que exhorta a otorgar un mayor número de licencias para crear empresas. “Es una aberración que haya zamoranos que no puedan invertir en su ciudad”, lamenta el presidente de la CEOE de Toro. Igualmente, Ballesteros denuncia que actualmente en Toro hay 35 licencias empresariales paradas.